Enlace a la Agencia Nacional de Meteorología

Enlace a la Agencia Estatal de Meteorología

Ayuntamiento de La Nava - Portal Turístico

Cambiar de Portal

Saltar a menú principal

Saltar a contenido

Buscador

Buscar : 

Menú para cambiar de Portal

Portal Turístico

Contenido

ESTAMOS EN: Ayuntamiento de La Nava (Huelva) > Portal Turístico > Historia

Molinos y Batanes

El Siglo XV y el equipamiento molinar

El agua, bien aprovechada, es riqueza, y una magnífica y barata fuente de energía. El notable aumento de la población serrana que se produce a consecuencia de los esfuerzos repobladores del siglo XV, tras las crisis del siglo anterior; guerras entre Castilla y Portugal, epidemias y otras causas, obliga a una mayor producción de cereal para abastecer a la distintas poblaciones.

La Sierra fue siempre deficitaria, así como el conjunto provincial. El abastecimiento de trigo para la Sierra se haría desde Extremadura, abundando por ello las traficantes de trigo y cebada, así como los arrieros. (Nuñez, 1987).

Consecuencia de esta nueva situación es que el número de molinos hidráulicos aumenta casi el doble a finales del XV en las tierras serranas. Así se desprende de la inspección llevada a cabo en 1497 por el concejo de Sevilla, donde se comprueba que de los 170 molinos registrados, 61 era de construcción reciente. ( Pérez-Embid, 1995).

Según esta inspección en esta zona de su tierra conocemos la importancia, propiedad, ubicación y estado de equipamiento molinar serrano a finales del XV, resultando que: En Cumbres Mayores y en el arroyo del Sillo había 14 molinos construidos entre 1462 y 1496, en la ribera del Múrtigas 6 molinos datados del 1492 y 1496, en la Riofrío 4 molinos contruidos entre 1477 y 1493, en Encinasola, en la ribera del Múrtigas, 28 sin datación, en la ribera del Sillo, 9 y en la Nava sin fecha conocida de construcción, se reseñan 2 molinos.


Situación durante los siglos XVIII y XIX.

Parece difícil en esta época conocer la situación con exactitud, ya que incluso las distintas fuentes facilitan diferentes datos.

Dice D. Julián de Castilla, cura propio de la Nava, el diez de mayo de 1796 en respuesta a lo solicitado por Tomás López. "Tiene en sus márgenes muchos batanes y molinos, pues de estos se cuentan dieciséis útiles, sin meter algunos perdidos, que hacen buenas harinas, y en años secos muelen todos, viniendo a moler trigo de la Extremadura, Andévalo y de Portugal, que dista su linde como cuatro leguas de esta villa; y de aquellos, seis que batanan frisas, zaragozas, sayales y otras artes. Tiene un martinete medio arruinado y se ignora si ha trabajado alguna vez". (B.N.M. Folios 172 al 174).

El comentario siguiente, de Custodio Azuela, publicado en la revista El Picón en Enero del 99, nos proporcionan un buen dato acerca de la utilidad de estas construcciones, con las correspondientes presas, además de las consecuencias respecto de la situación en laque se encuentran: "Estas presas eran de gran utilidad pues en ellas se almacenaba el agua para el verano, se hacían sotos donde nacían hierbas y arboles, había abundancia de peces, y de ellas, mediante norias, se regaban huertas. Hoy las presas están rotas y durante el verano no queda agua en casi ninguna parte del curso del río".

En resumen: de aquella importantísima actividad molinar que se desarrolló en la época medieval y cuya utilidad se aprovechó hasta pocos años después de la Guerra Civil, sólo quedan algunos molinos medianamente conservados. Hay que hacer un esfuerzo por la recuperación de lo que aún hoy podría salvarse. Este patrimonio forma parte de la historia de la Sierra de Huelva y no es justo que se deje perder para siempre.

Visite la narración "La Nava y su molino de aceite"
Consulta la narración de Rafael Lobo Arellano

Menú de complementos